© La República
Captura: 13/06/2018 10:17 | Propiedad: La República | Categoría: Miscelaneas | Visto: 3

Hay un polo que se ha convertido en viral en las redes sociales en el que aparece la táctica de Dinamarca para ganar sus partidos: darle el balón a Christian Eriksen y esperar que anote. Si no funcionó, intentarlo de nuevo. ¿En realidad el cuadro danés depende tanto de la estrella del Tottenham inglés?

Es nuestro primer rival en el Mundial, al que regresamos después de 36 años, y enfocar la atención en un solo jugador sería un error. Eriksen es bueno, lo buscan los mejores clubes del mundo pero no es Lionel Messi o Cristiano Ronaldo. No es la única carta que tiene el técnico Age Hareide, porque en el ataque cuenta con el veloz Pione Sisto por el extremo izquierdo y como ‘9’ está el gigante Nicolai Jorgensen (1.94). Yussuf Poulsen (1.93) acaba de marcarle un gol de lujo a México en su último amistoso.

PUEDES VER Rusia 2018: periodista danés revela cómo planean vencer a Perú

“No es verdad que Dinamarca es excesivamente dependiente de Eriksen, tenemos un equipo que trabaja para él, pero también trabajamos para nosotros mismos, no es un ‘one-man show’ (unipersonal)”, dice Hareide. Dinamarca es un equipo disciplinado tácticamente, que tiene como una de sus principales armas el juego aéreo, aprovechando que es una de las selecciones más altas del torneo.

Llegan en racha también ya que no pierden desde hace quince fechas, igual que la selección peruana. Igual tuvo que llegar hasta el repechaje para conseguir la clasificación, donde apareció Eriksen marcando un ‘hat-trick’. De transiciones rápidas entre defensa y ataque, dependen en la salida del capitán Simon Kjaer y su preciso pase largo.

Perú tendrá que presionar la salida, donde Thomas Delaney (Borussia Dortmund) es uno de los socios de Eriksen. Con una zaga de buen biotipo  y que obligan a un duelo físico y trabado, también cuentan con un golero confiable como Kasper Schmeichel (hijo de Peter, leyenda del Manchester United). Sin embargo, su punto débil está en las bandas, donde Dalsgaard y Larsen tienen problemas en la marca. Edison Flores y André Carrillo pueden sacar ventaja allí.

Andreas Christensen (1.92) es uno de los jóvenes que destaca en el Chelsea y es la pareja de Kjaer en la zaga de centrales y también cuenta con cartas interesantes en la banca como Andreas Cornelius (1.95) o el experimentado Michael Krohn-Dehli.

No, Dinamarca no solo depende de Eriksen, aunque no hay dudas de que es su mejor jugador y no se le puede dar un centímetro libre, el resto también preocupa. Es un equipo con variantes y Perú tendrá que hacer un gran partido para sacar un buen resultado. 

Te puede interesar

Comentarios