© Perú21
10/10/2017 22:39 | Fuente: Perú21 | Categoría: Miscelaneas | Visto: 0

La realidad supera la ficci?n. No me digan que estoy so?ando porque todo es cierto. La tabla no se equivoca, no miente. La selecci?n peruana finaliz? las Eliminatorias en el quinto puesto luego de empatar 1-1 frente a Colombia en el Estadio Nacional de Lima, y jugar? el repechaje ante Nueva Zelanda.

Qu? d?a y qu? noche. El momento que esper? todo un pa?s est? cada vez m?s cerca. Luego de 35 largos a?os, hoy m?s que nunca podemos decir que nos falta poco para regresar a la m?xima competici?n deportiva: el mundial de f?tbol.

Muchos hinchas se quedaron con las ganas de presenciar el partido desde las tribunas del coloso Jos? D?az, y aun as? eso no fue impedimento para poder gozar y disfrutar el resultado de la ?bicolor?.

Casi 5 millones de aficionados se concentraron nuevamente en la Plaza de Armas de Lima. Entre risas, llantos y gritos de emoci?n, aguardaron con ansias el comienzo del encuentro. Otra final nos faltaba y era el momento de afrontarla.

Desde la entonaci?n del Himno Nacional, d?ndonos un emotivo fuerte abrazo como ?hermanos?, sab?amos que la 'blanquirroja' no iba a jugar sola. El sentimiento era de todos.

El pitazo inicial solo hizo que la algarab?a aumentara. Otra vez puedo afirmar con total certeza que parec?a un estadio. Todos ten?amos un solo motivo en nuestras vidas, en ese momento: alentar de coraz?n a la selecci?n peruana. Y as? fue.

Qu? locura. El f?tbol tambi?n se vive en nuestro pa?s de una manera ?nica. Entre jugadas apretadas y poca elaboraci?n, la emoci?n se mantuvo intacta. A mil por hora. Pero c?mo nos cost?.

No se pudo hacer mucho en la cancha durante la primera parte. Las ocasiones de gol fueron escasas para ambos conjuntos. La preocupaci?n estaba latente y la ilusi?n a?n ard?a en cada ser vivo que naci? en nuestra patria querida.

En la segunda parte nos toc? sufrir m?s. El gol de James Rodr?guez a los 55? no solo enmudeci? el Estadio Nacional, sino tambi?n diversas partes de nuestro pa?s, como el centro de la capital. Las l?grimas que brotaban en los presentes por estar tan cerca y alejarnos tan repentinamente de un sue?o conmov?an a cualquiera.

Sin embargo, las ganas no cesaban. No pod?amos dejar escapar esta oportunidad. Los once en el campo lo ten?an muy en claro y por eso lleg? el milagro.

El ?rbitro del compromiso cobr? tiro libre cerca al ?rea de Ospina tras una falta a Corzo. Paolo Guerrero, el goleador hist?rico de la ?bicolor?, era el elegido a patearlo.

El reloj apuntaba a los 75? y el ?Depredador? solo le importaba una cosa: anotar. Y de qu? manera lo hizo. Un golazo. Fue un terrible golazo. Los hinchas nacionales no pod?an creerlo. Todos saltaban y se abrazaban. Las l?grimas brotaban y los c?nticos comenzaron a sentirse m?s fuertes que nunca. Guerrero nos daba vida una vez m?s. Faltaba poco y solo quer?amos el pitazo final.

Hasta que lleg?. Y sentimos paz en nuestros corazones. Qu? alegr?a. Qu? emoci?n. Hinchas que llegaron desde tan lejos a vivir el encuentro en el Centro de Lima no pod?an estar m?s felices. Todo el mundo estaba ronco y aun as? nadie par? de gritar. Qu? privilegiado es aquel que estuvo ah? alentando al ?equipo de todos?.

Estamos cerca de un sue?o, de una haza?a que estuvo cautiva por 35 largos a?os. Ahora nos faltan los duelos de ida y vuelta ante Nueva Zelanda correspondientes al repechaje. A?n cuesta creerlo, pero es real, y solo queda alentar de coraz?n. S? se puede y debemos creerlo. ?Vamos, muchachos!

Plaza de Armas de Lima

Plaza de Armas de Lima.

Comentarios