© Perú21
13/09/2017 23:16 | Fuente: Perú21 | Categoría: Miscelaneas | Visto: 1

¿No estamos viendo a dos calvos (Ejecutivo y Congreso) peleándose por un peine (Martens)? ¿Valía la pena para la oposición censurar a Martens, una ministra que ya está en condición de zombie y de pronta salida porque ya solo le resta políticamente al gobierno, con un 75% que apoya que se vaya (Datum)? ¿Valía la pena para el oficialismo ir a la guerra frontal con el Congreso por Martens, una ministra tan cuestionada y sin ningún peso político propio, como si fuera Vizcarra? ¿La misma Martens quiere permanecer en el cargo (pareciese que no, a juzgar por la cara de funeral que tenía ayer al lado de Zavala)? ¿Cuántas curules sacaría el oficialismo si se fuera a nuevas elecciones parlamentarias? ¿Muchos congresistas van a arriesgar sus curules y le van a denegar su confianza a Zavala? ¿Puede el Congreso rechazar votar esta cuestión de confianza por considerarla improcedente? ¿Acaso Zavala ha resultado un premier de lujo y fuerte como para él forzar esta crisis tremenda entre Ejecutivo y Legislativo? ¿Vale la pena que Zavala siga de premier? ¿Acaso a la ciudadanía no le importa mucho más que Ejecutivo/Congreso se aboquen a gobernar bien en lugar de estar en estas broncas? ¿De qué lado se va a poner Kenji, tan felón con su hermana que ha sido hasta capaz de apoyar a Mohme y escribir donde Hildebrandt? ¿Ha sido casualidad que al TC se le ocurra JUSTO publicar ayer por la tarde su sentencia contra la ley antitránsfuga, en plena crisis entre poderes? ¿Lo hizo el TC porque la mayoría en el Congreso iba a aprobar una ley sustituta del “Grupo Mixto” –se usa en España y es perfectamente constitucional: los disidentes de todo color se juntan en una sola bancada–, que bloquearía los intentos del gobierno de dividir al fujimorismo y los apetitos mendocistas de tener una bancada propia?

Comentarios