© RPP
14/09/2017 01:37 | Fuente: RPP | Categoría: Miscelaneas | Visto: 1
"Este trabajo nos acerca un poco más a los robots que podrán, de manera autónoma, cambiar su tamaño, forma y función", señalan los científicos. | Fuente: Video: SciNews

Un equipo de científicos ha desarrollado robots capaces de unirse, dividirse o, incluso, repararse a sí mismos sin perder sus funciones sensomotrices, según un estudio que publica la revista Nature.

Este trabajo, liderado por la Universidad Libre de Bruselas, abre la puerta a la aparición en un futuro muy próximo de robots que, de manera autónoma, podrán modificar su forma, tamaño y funciones.

Los robots MNS son capaces de conectar físicamente entre sí. | Fuente: Foto: Revista Nature

Coordinación. Muchos tipos de autómatas, recuerdan los autores, están controlados por sistemas nerviosos robóticos cuyos sensores y transmisores, por ejemplo, están conectados a una unidad procesadora central.

No obstante, en la mayoría de esos casos, esos sistemas están construidos para que se adapten exclusivamente a la forma del robot, lo que limita su flexibilidad, adaptabilidad y capacidades, precisan los expertos, entre los que figuran miembros del Instituto Universitario y de Telecomunicaciones de Lisboa (Portugal).

Las limitaciones. La adaptabilidad, apuntan, puede mejorarse con el uso de robots modulares, fabricados con unidades múltiples capaces de formar cuerpos colectivos. Sin embargo, los avances en la coordinación y el control de los robots modulares se han visto limitados por el hecho de que las citadas unidades solo pueden generar un número limitado de cuerpos colectivos con formas predefinidas.

"Aquí presentamos robots cuyos cuerpos y sistemas de control pueden unirse para formar robots enteramente nuevos y retener todo el control sensomotriz. Nuestros modelos de control permiten a los robots exhibir propiedades que van más allá de las de máquinas actuales o de cualquier organismo biológico", destacan los autores en el texto. (EFE)

Un robot MNS se auto-cura después de que su unidad cerebral desarrolle una falla. | Fuente: Foto: Revista Nature

Comentarios