© Trome
11/10/2017 00:05 | Fuente: Trome | Categoría: Miscelaneas | Visto: 7

Del saque somos carnecita... Me importa un carajo si no jugamos bien, si sufrimos y si me hice la pila en los pantalones. Lo único que me interesa a estas alturas es ir al Mundial. La carita de felicidad de los niños, la alegría y pasión de las calles, la locura de mi Redacción, donde todos aplaudían y gritaban ‘Perú, Perú’ y el llamado de mis hijas emocionadas porque jugaremos el repechaje, no tiene precio. No es clasificación directa, pero nos vamos a Nueva Zelanda a ganarnos el boleto a Rusia 2018. Sí, señores...



Fue como un parto prematuro, de sietemesino, esta última fecha. A cada minuto cambiaba la tabla. Estabas dentro, después de un rato fuera, al otro eras quinto, luego sexto. Una angustia de mela. Y el cuello que no podía ni doblarlo y mis dedos ya sin pellejitos. Encima nos adelantan a la guerra. Ha sido el partido más loco que hemos vivido en estos últimos 35 años. No me imagino como habrán acabado los hipertensos y los que sufren del bobo. Yo estoy destruido, roto, hecho pedacitos por la tensión. Curuju...



La firme que hay poco que destacar en lo futbolístico, táctico, porque fue un partido muy físico y de nervio. Pero deseo resaltar un detalle. Quiero que los chicos sepan que además del talento, habilidad y disciplina, hay que tener raza y talento para estar en una selección. Aldo Corzo no la pasa como Dani Alves ni se proyecta como Cafú y hasta muchos cuestionan su convocatoria, pero tiene unos huevos enormes y nadie le puede negar su entrega, su compromiso, que eso vale mucho en un grupo solidario. Puede estar mal, pero no resigna nada. Él genera el empate. Se tiró de cara en una dividida y el juez brasileño cobró falta. Paolo le pegó como los dioses y David Ospina metió la mano cuando era tiro libre indirecto. Como se diría en el barrio, un picapiedra y un goleador nos hacen soñar. Recontra vale...



Dejando la euforia, no hay equipo fácil ni papayita. Esos blancos o kiwis son agarrados, atléticos y veloces. Todos tienen pinta de jugadores de rugby. Un brazo parece la pierna del hombre ‘Roca’ de ‘Rápidos y furiosos’. Esos en el desayuno se comen dos kilos de carne, tres litros de leche, dos docenas de huevos y un kilo de embutidos. Son fuertes al mango. Además, hay que mejorar en la elaboración. En ‘La Bombonera’ solo conté el tiro libre del ‘Depredador’ en el minuto 92, porque la jugada de Jefferson Farfán fue en posición adelantada. Ayer, otra vez la bendita pelota parada nos salvó. Me apuran con el cierre, mañana vengo más motivado que nunca para analizar lo que vivimos y se viene... Me voy, soy fuga.

André Carrillo y sus lágrimas de emoción tras pitazo final

André Carrillo y sus lágrimas de emoción tras pitazo final ¡Vamos por el repechaje!

Comentarios