© Trome
11/10/2017 00:05 | Fuente: Trome | Categoría: Miscelaneas | Visto: 0

Mi amigo Gary llegó por un menú marino, sus choritos a la chalaca de entrada y de fondo, su picante de mariscos con sus rodajitas de limón y cremita de rocoto. “María, para enfrentar la vida y aspirar al éxito las personas tienen que tener confianza en sí mismas. La autoconfianza es la seguridad, fuerza y convicción que se sienten para lograr determinados objetivos y superar obstáculos en la vida. Eso significa que la persona logre creer en sí misma, en lo que emprende y está dispuesta a realizar. La confianza en uno mismo se construye a partir de la autoestima, que es la manera en cómo nos percibimos, cuánto nos valoramos y apreciamos. Una autoestima saludable es necesaria para que podamos desempeñarnos de manera positiva en todo los aspectos de nuestra vida. A medida que vamos construyéndola a partir de las fortalezas y debilidades, vamos gestando nuestra seguridad, la autoconfianza que necesitamos para alcanzar los objetivos que nos trazamos. Confiar en nosotros implica saber respetarnos, priorizarnos y creer en todo lo que podemos alcanzar con una importancia decisiva en el alcance de metas y el modo en cómo nos vinculamos con los demás. Aquí te dejo unos tips de autoconfianza que pueden interesarles a tus lectores.



- Trabaja con amor e intensidad en tus proyectos. La seguridad va subiendo cuando logras objetivos, sabes que sí puedes hacerlo, adquieres nuevos desafíos y también los cumples.



- Aprende a creer en ti mismo: Si demuestras una gran responsabilidad personal, podrás cumplir objetivos a cualquier nivel. Así te darás cuenta, cada vez más, que lo que estás logrando es fruto de tu esfuerzo.



- Analiza tu comportamiento y realiza los ajustes correspondientes. Todos tenemos fortalezas y ciertos hábitos favorables. Pero también patrones de conducta inadecuados, por lo que debes trabajar en un plan para deshacerte de la mala actitud y afianzar todo lo positivo.



- Mejora tu aspecto físico. Destina tiempo a hacer ejercicio, cuidar tu imagen y equilibrar tu energía. La buena presencia te da más seguridad para asumir nuevos desafíos con mayor confianza.



- Amplía tus conocimientos: Busca la especialización en tu trabajo, esfuérzate en destacar y marcar una diferencia positiva. Pero debes ir más allá, pues una persona exitosa entiende y domina otros temas que no son necesariamente relacionados con tu profesión u oficio. La cultura general es muy importante”.



Mi amigo Gary tiene razón. Por eso yo tengo la moral alta. Me voy, cuídense.

Comentarios