© El Comercio
12/01/2018 12:14 | Fuente: El Comercio | Categoría: Politica | Visto: 2

Daniel Salaverry, vocero de Fuerza Popular, negó que el retiro de los congresistas Bienvenido Ramírez y Maritza García de la Comisión Permanente sea un tipo de represalia contra ellos por haberse sumado al bloque de Kenji Fujimori.

"He recibido un documento firmado por cerca de 50 congresistas de mi bancada solicitándome que, como medida cautelar y hasta que no se resuelva el proceso disciplinario contra estos dos congresistas, haga los cambios en la Comisión Permanente", comentó ante la prensa el vocero fujimorista.

En ese sentido, dijo que ninguno de los dos afectados fue notificado porque ellos, así como otros aliados de Kenji Fujimori, se retiraron de la sesión de bancada. "Eso hice el día martes. Por unanimidad se tomó esta decisión [...] Lo que pasa es que ellos se han retirado de la reunión y no se enteraron", añadió.

Salaverry añadió que, si el proceso disciplinario determina que no hay sanción contra Ramírez o García, "los señores volverán a sus cargos", pero recordó que los cupos en la Comisión Permanente son de la bancada y no para personas específicas.

En otro momento, Daniel Salaverry comentó que la reciente alza en la aprobación de Kenji Fujimori, según la encuesta de Datum por encima de Keiko Fujimori, es algo "momentáneo".

"Es mucho más popular salir disfrazado de súper héroe que tener una actitud frontal e intransigente contra los corruptos", manifestó.

MIRA TAMBIÉN EN POLÍTICA...

Comentarios