© El Comercio
13/01/2018 13:50 | Fuente: El Comercio | Categoría: Miscelaneas | Visto: 2

El Dakar es una prueba motor, pero donde también sufren los cuerpos. Y las almas. Llegó el día de descanso en La Paz y los pilotos vaya que lo necesitaban, sobre todo los peruanos para que puedan recuperar ese aliento que les sacó las seis etapas en territorio nacional y para curar las heridas.



El que peor la viene pasando es Lalo Burga. El motociclista nacional sufrió un accidente en la tercera etapa, en Marcona, y desde ahí corre con la pierna derecha inflamada. "Me está costando mucho. Hemos podido completar las etapas y seguro será más difícil, con sufrimiento, pero tenemos el espíritu completo para llegar hasta Córdoba", nos dice el piloto, mientras espera a ser atendido por el médico del esquipo XRaids.



Parecida situación vive Alexis Hernández. "Ni te digo cómo estoy", me dijo en Arequipa el jueves. Ayer en La Paz entre que atendía a la prensa y verificaba los arreglos de su cuatrimoto tuvo que hacerse un tiempo para buscar a un masajista. "Llegué con una lesión que me está molestando muchísimo. Me detectaron que no tengo un disco intervertebral un mes antes del Dakar, pero no iba a dejar de correr. Estamos dando todo", nos dice. Los dolores en la espalda no le permiten correr al máximo, pero pese a ello es segundo en la categoría de quads.



Para Nicolás Fuchs el ritmo que ha tenido es bueno porque en Perú tuvo algunos problemas, tanto físicos como mecánicos. El nacional sufrió de mareos y nauseas apenas en el segundo día de carrera que lo retrasó. Ya en La Paz hace un balance positivo del inicio de la carrera en el Perú y aguarda por lo que viene. Serán etapas de rally con pisos muy rotos.



Nico marcha en el puesto 11 de la general de coches, nada mal para su segundo Dakar y sobre todo porque corren con un nuevo Borgward, un prototipo a prueba que hasta ahora va respondiendo.



Hoy sábado la comitiva dakariana retoma la marcha y avanza desde La Paz hacia Uyuni con 425 kilómetros de recorrido. La altura y el frío volverán a ser protagonistas en territorio boliviano. Además, se trata de la etapa maratón en la cual ningún vehículo puede recibir asistencia hasta que lleguen mañana a Tupiza.

Comentarios