© El Comercio
01/12/2017 11:05 | Fuente: El Comercio | Categoría: Miscelaneas | Visto: 2

El padecer sida o estar infectado con el VIH sigue suponiendo en muchas partes del mundo una dura carga no solo en lo estrictamente relacionado a la salud, sino que también a nivel social debido a la enorme cantidad de prejuicios que deben sufrir los pacientes.

En la historia de la enfermedad probablemente no haya una persona más satanizada que Gaetean Dugas, un hombre canadiense que fue culpado de ser el gran responsable de llevar la enfermedad a Norteamérica y contagiar a miles de personas.

Dugas fue uno de los rostros visibles de la enfermedad cuando esta se hizo pública a inicios de los años 80 y fue conocido como el “Paciente Cero”, debido a que los estudios acerca de la distribución de la enfermedad lo colocaban en el centro de los casos detectados en Estados Unidos, en una red de 40 hombres homosexuales –como el mismo Dugas– distribuidos en diez ciudades del país.

El canadiense trabajaba como auxiliar de vuelo y era sumamente activo sexualmente, siendo probable que haya adquirido el virus del sida en Haití, donde la enfermedad llegó procedente de África.

Los viajes frecuentes debido a su empleo en una aerolínea y la gran cantidad de encuentros íntimos que sostuvo en estos convirtieron a Dugas en uno de los focos de estudio debido a la gran cantidad de hombres a los que podía haber contagiado con el VIH.

Lo curioso es la denominación de “Paciente Cero” es fruto de una confusión, pues Dugas fue inicialmente catalogado como el “Paciente O” por los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos.

La “O” se debía a la voz inglesa ‘Out-of-California’ (Fuera de California), que servía para indicar que se trataba de un caso registrado fuera de California, uno de los grandes puntos de contagio junto a Nueva York. La “O” fue confundida con un cero en los textos médicos y la etiqueta errónea se mantuvo cuando la prensa y la opinión pública descubrieron el caso.

De cualquier manera, el nombre de “Paciente Cero” se ha conservado hasta el presente para etiquetar al primer caso rastreado de un brote epidémico.

Demonización



Gaetan Dugas falleció en 1984 en su natal Quebec a causa de una insuficiencia renal, provocada por las infecciones derivadas del sida. No obstante, su leyenda negra empezaría tres años después con la publicación del libro “And the Band Played On”, publicado por el periodista Randy Shilts, quien era parte de la comunidad homosexual de San Francisco.

Shilts identificó a Dugas como el “Paciente Cero” y aunque su intención inicial era abordar la crisis sanitaria que dio lugar al contagio del sida en Estados Unidos, así como la respuesta del gobierno, terminó retratando al fallecido como un sociópata que transmitió el virus de forma intencional, pese a las recomendaciones médicas de usar protección en los encuentros sexuales.

A partir de este punto, el asistente de vuelo se convirtió en una figura odiada y terminó siendo sindicado como el gran responsable de llevar el sida a Estados Unidos, recibiendo calificativos como “El Colón del sida”.

Paradójicamente, el autor de “And the Band Played On” falleció en 1994 también a causa del sida.

Reivindicación



No fue hasta 2016 que un estudio publicado en la revista Nature concluyó que Gaetan Dugas estaba lejos de ser el dueño del infame título. Tras analizar una gran cantidad de muestras de sangre tomadas en la década de los 70, se concluyó que el VIH había llegado a Estados Unidos varios años antes de que se registraran los primeros casis de la enfermedad.

“Podemos colocar las fechas más precisas sobre el origen de la epidemia en Estados Unidos alrededor de 1970 o 1971”, dijo en aquella ocasión Michael Worobey uno de los responsables de dicha investigación.

Al analizar la muestra de sangre de Dugas, esta mostró que la secuencia genética del virus indicaba un desarrollo bastante anterior, por lo que no se podía sindicar al canadiense como único responsable de transmitir la enfermedad.

Más datos

  • Actualmente, se calcula que 36,7 millones de personas está infectada con el virus del sida.
  • El VIH habría llegado a América desde Zaire, que donde más lejos se ha rastrado la enfermedad. Luego habría pasado a Haití a través del océano Atlántico y desde ahí se propagó al Nuevo Continente.

Síguenos en Twitter...

Comentarios