© El Comercio
01/12/2017 14:35 | Fuente: El Comercio | Categoría: Miscelaneas | Visto: 1

Días después de la bomba, del doping positivo, el teléfono privado del delantero Paolo Guerrero sonó decenas de veces. No contestó nunca, básicamente, porque no era momento. Al cabo de un rato, Chemo del Solar, su ex técnico en la selección, tuvo una breve charla con Guerrero. Hay varios puentes entre Del Solar y Paolo: Julio Rivera, su hermano y ex compañero en Videna; la Eliminatoria a Sudáfrica donde se conocieron y un detalle no menor: en 2002, cuando ya estaba retirado y formaba parte del staff de entrenadores de menores del Real Madrid, Del Solar dio positivo en un control antidopaje. Cuando eso pasó, el ex técnico de Perú organizó su defensa ante Conmebol a partir de dos argumentos: 1) Los más de 40 controles con resultado negativo que pasó en sus años europeos (Liga Española y Copa UEFA). Y 2) La llamada comúnmente prueba del pelo. Del Solar pasará las vacaciones en España los próximos días. No quiere hablar del tema. Lo que sí podemos saber es que en esa conversación entre él y Paolo, una de las recomendaciones para Guerrero fue hacerse la misma prueba que, en su caso, descartó cualquier hábito de consumidor.  

El futuro

Vestido de traje negro –más propio para un funeral-, Paolo Guerrero salió de las oficinas de FIFA en Zúrich y fue recibido por hinchas peruanos como si se tratara de candidato a presidente. Nevaba, a -5 grados. “Paolo inocente, Paolo inocente”, gritaban señores, señores, niños. El Perú, la verdad. El periodista brasileño Iván Raupp, enviado de Globoesporte, recogió tres declaraciones contundentes: “Estoy tranquilo porque soy inocente”, “Gracias a Dios he conseguido todas las pruebas, que son fundamentales” y “Estoy seguro de la absolución”. Sobre lo primero, no hay dudas: FIFA descartó el consumo de cocaína y sanciones de 2 a 4 años quedaron descartadas, según versión de los abogados de Guerrero -alguna vez abogados de Neymar-.

Lo segundo es, todavía, un misterio: Guerrero insiste en que tomó por error un té contaminado con mate de coca, y eso arrojó positivo. Y lo tercero tiene que ver con los tiempos hasta el mundial. Según Juan Baldovino, asesor legal de la Agremiación de Futbolistas (SAFAP), el mejor escenario para Guerrero es un castigo de 6 meses que corren desde el día en que se conoció la sanción preventiva gracias a un tuit de la FPF, es decir, el viernes 3 de noviembre. Un cálculo simple dice que la suspensión se cumpliría el próximo 3 de mayo. Para el Mundial de Brasil 2014, las selecciones clasificadas tuvieron como plazo máximo para entregar la lista de 23 convocados hasta el 2 de junio. Paolo llega. Sí. Llega. Hay que ver cómo. 

¿Qué pasó desde el 3 de noviembre, cuando la FPF emitió un comunicado sobre el caso del ‘9’, involucrado en un doping positivo? Mañana en Somos

Comentarios