© Tome
13/02/2018 05:00 | Fuente: Tome | Categoría: Miscelaneas | Visto: 2

Cometió un crimen sin nombre y empezó a pagar su culpa. En una celda de dos metros cuadrados fue confinado César Alva Mendoza (38), ‘Monstruo de la bicicleta’, quien pasó su segunda noche en el penal Ancón I, conocido como ‘Piedras gordas’. Lo cuidan porque los demás reclusos pueden cumplir su promesa de matarlo para vengar a Jimenita (11).



Está asustado. Se encuentra en el área de Prevención de este presidio de máxima seguridad, donde están recluidos delincuentes de toda laya. Por ejemplo, César Álvarez (‘La bestia’, del caso ‘La Centralita’), el sicario Alejandro Trujillo Ospina (‘Payaso’, asesino de Myriam Fefer) y Martín Belaunde Lossio, exasesor de Ollanta Humala. También Peter Ferrari y Fernando ‘Lunarejo’ Zevallos, ambos por lavado de activos.

PABELLÓN

“Llegó asustado. Este penal no es como otros. Estamos tomando todas las medidas de seguridad, pues los presos están alborotados por su presencia”, contó una fuente del penal.



En dicha área solo hay dos internos antiguos, pues los demás fueron trasladados a pabellón para mayor seguridad. Para llegar a su celda se pasa por tres puertas eléctricas, que se abren desde una cabina. En ese mismo lugar estuvo Antauro Humala, culpable del ‘Andahuaylazo’, quien ahora está recluido en el penal militar ‘Virgen de la Merced’ de Chorrillos.



La celda de César Alva es una pequeña habitación con un cama de concreto. también tiene un silo y un pequeño caño, donde se asea. No tiene a la mano espejos ni cortinas y un agente va a verificar su celda cada cierto tiempo, pues podría intentar suicidarse. Un tenue rayo de luz ingresa por una pequeña ventana completamente enrejada.

ANSIOSOS

La misma fuente dijo que los demás presos están ansiosos por verlo y encararlo. “A través de sus familiares y algunos miembros del INPE se han enterado de lo ocurrido (con Jimenita), por lo que intentan aplicar la ley del talión, ‘ojo por ojo’. En el penal hay padres de familia que se han visto muy afectados”, añadió el informante.



Personal penitenciario inspecciona la cocina donde los internos cocinan la ‘paila’, pues temen que envenenen la comida del ‘Monstruo de la bicicleta’.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Comentarios