© El Comercio
01/12/2017 17:25 | Fuente: El Comercio | Categoría: Miscelaneas | Visto: 2

La ciberdelincuencia ha mantenido un constante aumento en los últimos años y de acuerdo a los expertos, la tendencia se mantendrá en 2018, potenciando algunas de las herramientas que los últimos meses han sido un gran problema, principalmente, para las empresas.

Para el próximo año, las principales amenazas en el mundo digital serán el ransomware y el Internet de las Cosas (IoT, por su sigla en inglés), así lo detalla Luis Berger, experto en seguridad de Dimension Data, a Emol.

AP

(Foto: AP)

En el 2017 se ha visto una gran evolución del ransomware. (Foto: AP)

Este formato que ingresa a un computador -idealmente empresarial conectado a una red de servidores internos que le dé acceso a más dispositivos-, "secuestrando" todos los archivos almacenados en él, para cobrar una recompensa tuvo tres grandes ataques durante este año y Berger prevé que en 2018 podrían aumentar e incluso incrementar su poder.

"En 2018 el ransomware será aún más dañino. Durante este año se ha visto una gran evolución en su forma de propagarse (Petya, Wannacry, BadRabbit), y se espera que aumente su sofisticación", comenta a Emol el experto Luis Berger.

Entre las modificaciones, el security enterprise architect de la firma de seguridad explica que "los ataques cada vez serán más dirigidos. Se espera que muchos ransomwares se encuentren en un estado ‘durmiente’ dentro de los equipos comprometidos, en donde podrán robar información del usuario, escanear los ambientes y otros equipos de red con la finalidad de expandirse lo más posible".

La amenaza del Internet de las Cosas

El experto también aborda una de las amenazas más latentes en el último tiempo y que los usuarios aún no toman consciencia del potencial peligro. Se trata del Internet de las Cosas, aquellos dispositivos "inteligentes" -o con acceso a la red- en hogares y empresas, según el informe de tendencias de Dimension Data para el 2018.

"Ha aumentado fuertemente la cantidad de dispositivos que se conectan a la red", señala Berger y agrega que en la actualidad "un smartphone tiene capacidades similares o incluso mayores que un computador de hace 3 años atrás", lo que potencia los posibles ataques a los que están expuestas las personas.

"Los bajos niveles de seguridad en el Internet de las Cosas han permitido la generación de grandes redes de dispositivos comprometidos (Botnet), entre 2016 y 2017", esto ocurre principalmente porque los usuarios no toman consciencia de que estos dispositivos deben protegerse tanto o más que los computadores tradicionales, ya que su acceso a internet también los hace vulnerables a malware.

En los últimos años, equipos de hackers han comenzado a utilizar IoT para realizar ataques masivos -o DDoS- ocupando estos dispositivos como miembros de su ejército para colapsar sitios o servidores por sobrecarga de peticiones.

(GDA / Emol)

LEE TAMBIÉN...

Comentarios