08/10/2017 17:00 | Fuente: The New York Times | Categoría: Miscelaneas | Visto: 0
La mayoría de los edificios que colapsaron en la capital mexicana por el último terremoto tenían más de treinta años de antigüedad; por ello, los expertos advierten que se debe reforzar cualquier estructura que siga en pie, ante el peligro de que no sobrevivan otro sismo.

Comentarios