07/10/2017 17:00 | Fuente: The New York Times | Categoría: Miscelaneas | Visto: 0
No fue una coincidencia que Stephen Paddock realizara su ataque desde la torre de cristal de uno de los casinos más prestigiosos de Las Vegas. Un aspecto importante de su vida implicaba los juegos de azar, por lo que tenía ansias por disfrutar los placeres que solo esa ciudad le podía proporcionar.

Comentarios