© El Comercio
06/12/2017 17:31 | Fuente: El Comercio | Categoría: Politica | Visto: 2

Fue un puntal importante en la campaña electoral de su esposo, conformando incluso un grupo denominado Chambeando por el Perú, desde donde —antes de iniciar el gobierno— empezaba a preocuparse por abordar problemáticas sociales referidas al agua, la niñez, la salud y la educación. Y ya en la gestión de Pedro Pablo Kuczynski (PPK), la primera dama, Nancy Lange, se ha mantenido específicamente en ese rol. Al menos hasta ahora.

Hasta ahora, porque de ese ámbito de acción social acaba de pasar a un espacio más político. Y no por iniciativa propia. Prácticamente por obligación. Por la citación aprobada el último martes por la Comisión Lava Jato del Congreso a pedido de la legisladora no agrupada Yeni Vilcatoma.

Para justificar la solicitud, ella citó un reportaje del programa “Cuarto Poder” que señaló que Lange era socia de Latin America Enterprise Capital Corporation, empresa fundada por PPK y el empresario chileno Gerardo Sepúlveda. Dicha compañía tiene la misma dirección en Miami que First Capital, también de Sepúlveda y que entre el 2005 y 2006 asesoró proyectos de Odebrecht en el Perú.

Surge así entonces un nuevo escenario de acción para Lange, que también podría convertirse en un campo de batalla —con rivales no necesariamente de ella, sino de su esposo el mandatario— en caso asista en la fecha en la que se le convoque.

Probablemente, lo más cercano a una intervención en temas políticos ocurrió en mayo. Tuvo que ver con el eventual indulto al encarcelado ex presidente Alberto Fujimori, mas para señalar a la prensa: “No puedo opinar sobre ese tema, no soy congresista elegida”. Desde ahí, mayor intervención política no se le recuerda.

Lange, de 63 años, tuvo un rol más discreto quizá en la campaña no captando demasiada atención. Ya en el gobierno de su esposo, ha demostrado energía y liderazgo en distintos momentos. Por ejemplo, en más de una ocasión encabezando la entrega de apoyo para los bomberos o gestionando aún más. O encabezando en marzo pasado la recolección de ayuda humanitaria en Palacio de Gobierno a favor de los damnificados por el fenómeno de El Niño costero. También se ha pronunciado mostrando su respaldo a la lucha contra la violencia contra la mujer.

Nancy Ann Lange de Kuczynski muestra además cierta actividad en redes sociales, donde da cuenta de sus actividades. Tiene una cuenta de Twitter desde el 18 de marzo y precisamente la abrió para difundir la importancia de la solidaridad ante los compatriotas afectados por las inclemencias del clima.

Natural del pueblo rural de Rock Springs, en Wisconsin, Estados Unidos, Nancy Lange es una mujer de mundo. Se graduó como MBA de la Escuela de Administración de la Universidad de Wisconsin, tiene un bachilleraro en Ciencias Políticas, estudió una maestría de Negocios Internacionales y ha contado que ha trabajado 30 años en más de 40 países.

Hoy está en una posición difícil en medio de cuestionamientos a su esposo para que acuda a la Comisión Lava Jato. Una situación particular para la pareja presidencial y sus 21 años de matrimonio, con una hija como fruto.

En una entrevista con El Comercio un día antes del cambio de mando, Nancy Lange dio sus impresiones sobre su rol como primera dama y el puesto de PPK. “Es algo nuevo, totalmente. Tengo que aprender mi trabajo como primera dama y tengo que apoyar a mi esposo en su nuevo trabajo. Será difícil, pero para mí es un privilegio y un honor estar en el Perú, al costado de mi marido, Pedro Pablo”. Y parece que por estos días está comprobando aún más esa dificultad y ese privilegio.

Comentarios