© El Comercio
07/12/2017 18:05 | Fuente: El Comercio | Categoría: Politica | Visto: 3

“Esto es un gran atropello contra la democracia, lo que quieren es callar la voz de Fuerza Popular”, fueron las primeras declaraciones que dio Luz Salgado desde el local partidario ubicado en el Cercado de Lima. Ese será el tono que marcará el siguiente capítulo en el enfrentamiento entre la bancada mayoritaria del Congreso y el Ministerio Público.

"Los ánimos están bien crispados por todos lados, sin visos de que esta situación vaya a cambiar [...] Hay tal sensación de desorden y todo está tan caldeado a nivel político que terminarán saliendo beneficiados los actores que están fuera del sistema", dijo a El Comercio el analista político José Carlos Requena.

El rechazo firme por parte de los congresistas de Fuerza Popular al allanamiento de los dos locales partidarios ha incluido una acusación directa contra el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, a quien señalan como el responsable de esta operación en revancha a las acusaciones constitucionales que han presentado en su contra.

Para el analista Luis Benavente, sin embargo, este allanamiento no debería sorprender a nadie. "Si hay algo que se aplica siempre en un conflicto político es la tercera ley de Newton: toda acción genera una reacción. Fuerza Popular cometió un error al tratar de poner en jaque al fiscal de la Nación", indicó.

- Una decisión política -

Luis Nunes, también analista político, consideró que la decisión fiscal echa más leña al fuego sin una justificación. "Yo llevo más de 30 años en el sector y puedo decir: los partidos políticos no van a tener sus estrategias o libros contables con indicaciones de actos ilegales. Las agrupaciones políticas ni archivo tienen. Han sido allanamientos para el circo", señaló.

Mientras tanto, Benavente dijo que esta reacción política por parte de la fiscalía es "esperable" y perjudica a Fuerza Popular. "No encontrarán documentos, pero los allanamientos se suelen hacer a delincuentes, eso afecta a la bancada mayoritaria", comentó.

Ambos especialistas coincidieron en el hecho de que esta decisión fiscal, que tuvo el visto bueno del fiscal Richard Concepción Carhuancho, es una respuesta de parte del sistema de justicia que se ha visto amenazado por las denuncias de Fuerza Popular.

"Estamos viendo que están cometiendo un error. No puedes abrir muchos frentes ni tener tantos enemigos juntos como los está teniendo Fuerza Popular que está chocando con el Gobierno, el Ministerio Público y casi la mitad de la población. Pese a eso, lo que viene ahora será una nueva arremetida de la bancada de Keiko Fujimori", indicó Luis Benavente.

- Lo que debería ocurrir -

José Carlos Requena destacó la importancia de que, a pesar de los indicios que está dando Fuerza Popular, se enfríen las tensiones políticas, especialmente en medio de pedidos por parte de congresistas como Yeni Vilcatoma o la fujimorista Karla Schaefer para que el presidente Pedro Pablo Kuczynski renuncie.

"Se necesita una posición firme desde el Ejecutivo, no como intervención al accionar de otras instituciones, pero sí para dejar claro que la fiscalía y el Poder Judicial están actuando con independencia y dentro de sus respectivas facultades", señaló.

En esa misma línea opinó Luis Nunes. "Llamaría a la serenidad. Esto no le hace bien al país y estoy muy preocupado. Costó mucho salir de la época oscura de los 90 para caer otras vez en una incertidumbre institucional y política", concluyó.

Caso contrario, las instituciones seguirán chocando al punto de perder lo que les queda de prestigio ante la población. Por eso, los analistas terminaron por pedir que se calmen los ánimos para que el país siga adelante en los tres años que le quedan al gobierno de PPK.

MIRA TAMBIÉN EN POLÍTICA...

Comentarios