© El Comercio
07/12/2017 18:05 | Fuente: El Comercio | Categoría: Miscelaneas | Visto: 1

Mónica Palomino, la madre que tuvo que guardar el cuerpo de su hijo en el refrigerador por falta del certificado de defunción, informó que llegó a una conciliación con el hospital Sergio Bernales de Comas.



En declaraciones a América Noticias, la mujer contó que el nosocomio se comprometió a realizar una investigación para sancionar administrativamente a los responsables por lo ocurrido. De acuerdo a Julio Silva, director del hospital, personal de vigilancia y del mortuorio incumplieron el procedimiento protocolar establecido para casos de defunciones.

Si bien Palomino señaló que le interesa que se sancione a los involucrados, también pidió que el Hospital Sergio Bernales realice mejoras en el trato al paciente.

“Terminado el entierro de mi hijo me voy a poner en contacto con mi abogada para ver cómo va avanzando (la investigación) porque quisiera saber qué va a suceder con esas personas y sin van a orientar mejor al personal de servicio”, expresó.

“Quiero que nos den una mejor información y atención. Los vigilantes, por tener un cargo en el hospital, no pueden atender de esa manera a las personas que dependemos del SIS”, agregó.

No obstante, la madre no descartó iniciar acciones legales si el hospital incumple los acuerdos a los que llegaron.

Ayer, el Ministerio de Salud dispuso que se realicen las investigaciones pertinentes con el objetivo de determinar las responsabilidades del personal de salud del nosocomio. Además, ordenó brindar soporte psicológico a Mónica Palomino el proceso de postparto.

Asimismo, la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) realizó la supervisión en las áreas involucradas del mencionado nosocomio a fin de tomar las acciones correspondientes, en el marco de la protección de derechos en salud de la paciente.

Lee también:

Comentarios