© El Comercio
07/12/2017 19:07 | Fuente: El Comercio | Categoría: Miscelaneas | Visto: 1

La tecnología está en todos los aspectos de nuestra vida. Pero no es completa sin ofrecer comodidad, innovación y si no facilita la experiencia de sus usuarios. Cumpliendo esas características, Paraíso creó Velbed, un colchón de alta gama compuesta por espuma con tecnología de vanguardia que aseguran la relajación muscular y el buen descanso. Pero además, viene enrollado dentro de una caja para ser retirado y movilizado de la tienda hacia el hogar con facilidad y en el instante de su compra.



Velbed está compuesto por tres tipos de espuma (foam) tratados con tecnología europea de compresión que le permiten alcanzar las dimensiones reducidas que necesita para entrar en una caja sin perder la calidad.

Dentro de la caja, el colchón, pesa entre 20 y 50 kilos, según el tamaño de este, que pueden ser desde 1.5 plz hasta King size. En el diseño y producción de Velbed, lo último en ingeniería del descanso en el mundo, participaron 150 técnicos que trabajaron la espuma y su comprensión, en máquinas de origen suizo e italiano.



“Este colchón responde a las demandas del mundo actual, busca soluciones prácticas y simples”, afirma Willy Ackermann, gerente de marketing y comunicaciones de Paraíso, empresa peruana con 50 años de experiencia y que ha buscado revolucionar el descanso con las más altas tecnologías desde su laboratorio de investigación y desarrollo.



Tecnología del descanso

El Velbed cuenta con tela cool max, reconocida en el mundo del deporte pues sus fibras dan frescura y respirabilidad; Zebra foam hight resilience (HR), que mejora la relajación muscular a través de una óptima amortiguación; Zebra foam hight density (HD), que brinda soporte y durabilidad al colchón; y Ecosmart memory foam, capa intermedia que contiene extractos de soya (material ecoamigable), inventado inicialmente por la NASA, que se amolda al cuerpo para difuminar los puntos de presión en espalda, cuello, rodillas, codos y cabeza. El colchón tiene un chip RFID que certifica la garantía del producto por diez años.



Cabe señalar que el colchón, una vez retirado de su caja y se ha procedido a descomprimir –siguiendo las instrucciones de la cartilla que vienen en el paquete- ya no volverá a enrollarse, ya que no se trata de un colchón inflable. “Ha sido creado para un consumidor exigente que quiere disfrutar de un buen descanso sin tener que esperar un minuto. La idea es simplificar vidas”, afirma Hadaz Ivcher, directora de desarrollo e innovación de Paraíso.

Publirreportaje

Comentarios