El regreso de los pantalones vaqueros acampanados

Visto: 3

Cada cierto tiempo, la moda decide rescatar algún elemento del pasado para darle un nuevo giro. Este es el caso de los pantalones vaqueros acampanados, típicos de la década de 1960.

¿Recuerdas que este tipo de piezas regresó a inicios del nuevo milenio? Pues lo han vuelto a hacer. Las pasarelas de moda durante otoño e invierno del 2017 fueron el escenario para el retorno de estas piezas, con pequeños ajustes.

Por ello, para inicios del 2018, ya las vidrieras de las tiendas de ropa exhibían sus maniquíes con pantalones acampanados. El corte alto del pantalón y el diseño la bota ancha se mantienen. Solo que se han ajustado los detalles de costura para resaltar la figura, en general.

El regreso de una moda

El regreso de una moda

Los pantalones vaqueros acampanados fueron creados por la diseñadora de moda inglesa Mary Quant en los años 60. Esta diseñadora también impulsó la minifalda durante esta década, lo cual marcó una tendencia histórica.

Ya en los años 70, la bota campana no faltaba en ningún guardarropa. Tanto hombres como mujeres utilizaban esta tendencia para no desentonar en el ámbito estético. Nadie se escapaba del encanto de esta pieza.

Mientras más ancho era el corte de la campana, más audaz era quien lo lucía. Se aprovecharon al máximo los colores vivos y los estampados psicodélicos. Incluso, hoy en día, siguen siendo símbolo de audacia y estilo.

Por supuesto, también se utilizaban pantalones vaqueros acampanados unicolor. También podían estar hechos con tela de pana en lugar de tela de vaquero.

Ver también: Después de leer esto no volverás a deshacerte de tus viejos jeans

Estiliza tu figura

La consejera de moda de la cadena de tiendas Macy’s, Martha Gil de Montes, opina que el corte de campana en los pantalones vaqueros acampanados favorecen la silueta.

Además esta prenda combina muy bien con piezas superiores de mangas estrechas (blusones, suéteres, chaquetas y blusas).

Sin duda, estos pantalones son muy prácticos y cómodos. Que el pantalón comience a partir de la cintura hace que se estilice y se pronuncie más la figura.

Por otra parte, que el corte de campana comience a partir de las rodillas te puede hacer lucir más alta. La ilusión de altura de los pantalones vaqueros acampanados se acentúa más si los utilizas con tacones. Así, todos podrán percibir tus piernas alargadas.

Para lograr que estos pantalones de los 60 te hagan realmente brillar, debes conocer sus reglas básicas de vestir. Tampoco se te puede escapar ningún tip para lograr la combinación perfecta.

Lúcelos bien

Lúcelos bien

Hay dos reglas básicas para vestir los pantalones vaqueros acampanados que te ayudarán a llevarlos con seguridad y con mucho estilo.

  1. Deben usarse siempre con tacones altos.
  2. Lucen mejor con blusas de mangas estrechas.

Preferiblemente, los tacones deben ser corridos o de plataforma para evitar que la campana se doble. Si no usas tacones altos con ellos, la campana se arrastraría en el suelo y no tendría el movimiento que debería.

Los zapatos son un accesorio importante que no debes subestimar. La blusa es el segundo aspecto que le suma muchos puntos a un buen look con pantalones vaqueros acampanados.

Debe tener mangas estrechas para que el atuendo no se vea sobrecargado. Las blusas con mangas anchas o con mucha tela le quitan el protagonismo a los pantalones y no lucen bien.

Adáptalos a tu cuerpo

Las medidas de tu cuerpo y tu estatura son un factor influyente cuando se trata de lucir pantalones vaqueros acampanados. Por ejemplo, los llamados ”pata de elefante” son ideales para mujeres de piernas gruesas.

Esta variación es ancha desde arriba y no desde las rodillas. Así, se disimulan los muslos gruesos y la figura luce más proporcionada.

Por otra parte, el corte acampanado clásico te va perfecto si tus piernas son delgadas. Puedes lucirlos ajustados en los muslos hasta las rodillas con confianza y no tendrás problemas. De hecho, estos pantalones se ven especialmente bien en mujeres delgadas y altas.

A las mujeres de baja estatura y con más peso, se les recomienda utilizar pantalones acampanados sin bolsillos. Los bolsillos delanteros y traseros podrían crear un efecto visual desfavorecedor con el que se verían más rellenitas.

Por esta misma razón, las mujeres con caderas pronunciadas deben evitar usar estampados y optar por los pantalones unicolor de colores oscuros para estilizar su figura.

Te recomendamos leer: Cómo cuidar tus jeans o pantalones vaqueros para que estén estupendos

Pantalones pitillo vs. pantalones vaqueros acampanados

Pantalones pitillo

Seguramente, alguna vez trataste de enmendar unos pantalones vaqueros acampanados para ajustarlos a la moda de los pantalones pitillo. Quizás, también dejaste de usar tus pantalones favoritos porque ya nadie te acompañaba en esa tendencia.

Puedes estar contenta porque el reinado de los pantalones pitillo acabó y ya puedes reavivar tu espíritu hippie.

Durante los últimos años, la tendencia de los pantalones acampanados quedó eclipsada por los pantalones de corte pitillo o tubito. De hecho, quien aún vestía con esta moda de los años 60 podía ser tildado de anticuado.

El corte campana fue desplazado poco a poco. Al pasar los años, la bota se fue estrechando y todos se acostumbraron al estilo de los pantalones pitillo. Lo cierto es que la moda funciona con ciclos.

Tendencias van y vienen periódicamente. Si bien los pantalones pitillo ya son parte del estilo cotidiano, los pantalones acampanados siempre tendrán reservado un lugar especial en los corazones de las personas.

Artículos similares

Comentarios