4 formas de decorar tu jardín pequeño

Visto: 0

¿Tienes un jardín pequeño y te gustaría sacarle más provecho sin hacer mucho esfuerzo? Hay muchas formas de aprovechar este espacio y darle el toque que deseamos con tan solo unos detalles decorativos. Todo dependerá de tu gusto.

La jardinería puede convertirse en un buen pasatiempo para dejar fluir tu creatividad. Independientemente del espacio, la idea es divertirnos con el proceso y, posteriormente, disfrutar del resultado.

Consejos preliminares

mini jardín

No hay de qué preocuparse si tienes un jardín pequeño. El tamaño del terreno no es una limitación cuando se trata de hacer que los elementos luzcan agradables a la vista.

A la hora de ponernos manos a la obra, lo mejor será comenzar desde cero; es decir, evaluar la extensión del terreno y las posibilidades de diseño que ofrece.

Es normal que, en esta primera etapa, tengas las ideas sueltas en la mente y no tengas un concepto muy claro, por ello, lo más recomendable es apuntar las ideas y, si lo deseas, incluso puedes hacer un boceto a lápiz. De esta manera, podrás organizar, poco a poco, los elementos que sí quieres y los que no.

Por otra parte, es una buena idea investigar un poco acerca del tipo de plantas que deseas lucir y cómo puedes cuidarlas de una manera fácil, según las condiciones ambientales. En este sentido, debes tener en cuenta el crecimiento a futuro de las plantas, su altura y su disposición en el espacio.

En un jardín pequeño, las plantas deben ser, preferiblemente, altas. Las plantas bajas suelen extenderse hacia los lados y entorpecer el desarrollo de otros elementos.

De igual forma, se recomienda combinar plantas de especies parecidas. También hacer contrastes e incluir alguna planta que destaque de las demás por sus colores o su altura.

Visita este artículo: Minijardín, 6 ideas geniales para tenerlo

1. Un jardín pequeño variado

Para que la decoración de tu jardín pequeño sea llamativa y destaque de cualquier otra, puedes optar por la variedad. Un jardín pequeño con plantas variadas en sus tamaños y colores crea un ambiente vivaz y vibrante.

Sin embargo, debes tener cuidado de no darle un aspecto desordenado a la decoración. La variedad es un estilo que debe ser muy bien pensado.

En primer lugar, debes escoger qué plantas incluirás en tu jardín. La altura es un factor importante de variedad en los jardines pequeños. Puedes rodear una planta de mayor altura con varias bajas o colocar las más altas atrás y las más bajas delante.

La variedad no solo está en la altura sino también en los colores. Las flores le darán un gran colorido a tu jardín y crearán un contraste que acentuará la belleza de la decoración.

Cabe destacar que la mayoría de las plantas con flores son delicadas al sol. Por ello, debes tomar en cuenta la cantidad de luz solar que entra en tu jardín.

2. Un jardín pequeño de mobiliario ligero

Mejorar tus plantas y jardín

Al decorar tu jardín, tienes que considerar que ninguno de los elementos que incluyas saturen el espacio. Un mobiliario ligero es clave para mantener un equilibrio entre el lugar ocupado por las plantas y el espacio disponible restante.

Un jardín pequeño puede tener mobiliario como cualquier otro, aunque hay que ser cuidadoso en su elección. No se recomienda tener grandes mesas con muchas sillas, pero se pueden incluir dos sillas o alguna poltrona con una mesa pequeña.

No hay que olvidar que el jardín puede ser también un espacio de esparcimiento y descanso.

Los muebles deben ser cómodos, resistentes a la humedad y al sol y, principalmente, de sencillo diseño. El mejor material para los muebles de un jardín pequeño es la madera de pino por su natural color claro y resistencia. Utilizar materiales naturales hará lucir tu decoración más acogedora y generará mayor sensación de amplitud a la vista.

Si prefieres otros elementos, trata de que sean de colores claros. Lo que siempre debes procurar evitar es cerrar el espacio añadiendo tonalidades oscuras y muebles demasiado voluminosos.

3. Un jardín pequeño rocoso

Incluir piedras y rocas en los jardines pequeños es una tendencia que se ha popularizado los últimos años. La disposición de las piedras es útil porque nos facilita el cuidado del jardín y reduce la cantidad de plantas a incluir. Las distintas variedades que puedes incluir son:

  • Piedras planas, para construir pisos o caminos.
  • Rústicas, para decorar algunas esquinas del jardín.
  • Simétricas, si se liman para perfeccionar sus bordes.
  • Asimétricas, si se conservan en su estado natural.

Con las piedras planas puedes crear un camino que conecte la puerta al espacio destinado para el mobiliario. Unas piedras rústicas grandes las puedes colocar en distintas zonas del jardín, acompañando a las plantas.

Por otro lado, las piedras rústicas pequeñas sirven para delimitar la zona alrededor de las plantas sembradas. El verdor de la grama y las plantas puede ser muy pesado visualmente si no se crean contrastes.

Por tanto, las piedras deben de ser de tonos claros como beige, gris o blanco, para evitar saturar el espacio. Estos colores ayudan a crear una ilusión de amplitud que hará que tu jardín pequeño parezca más extenso.

¿Quieres conocer más? Lee: Plantas en casa que nos aportan salud

4. Un jardín pequeño minimalista

Plantas en casa que nos aportan salud

Este estilo es una excelente opción porque implica una decoración muy sencilla que dará la sensación de amplitud que necesitas. Es especialmente pensado para resaltar la belleza de los jardines pequeños y requiere una decoración muy simple.

Las plantas deben ser pequeñas y de fácil mantenimiento. Las variedades de cactus combinan muy bien con esta decoración.

A diferencia de otros estilos, el contraste en la decoración minimalista se reduce al mínimo. Se busca crear un ambiente de sobriedad y sencillez.

Incluir una fuente es también una buena opción para estos jardines. Generalmente, se utilizan colores neutros que le dan un aspecto moderno y novedoso al jardín.

La combinación del blanco y negro es la más popular, pero puedes emplear otros tonos como el marrón, beige y gris. La simplicidad de la disposición de las plantas en hileras es otro rasgo característico de este diseño.

Las líneas rectas dan la apariencia de organización que le dará un buen aspecto estético a tu jardín pequeño.

Artículos similares

Comentarios