Le apodan el ‘Popeye Ruso’; se inyecta fuertes químicos y sus bíceps cada vez se ven más deformes

Visto: 0

Cuando la gente busca tener un cuerpo firme recurre al ejercicio, pero otros quieren solamente estar inflados como este chico ruso de 21 años y sus abultados brazos.

Tener enormes brazos de leñador, pecho de gorila y espalda de espartano es un trabajo tardado y de mucho esfuerzo. Bueno, un chico de Rusia no quiso pasar por todo ese largo entrenamiento y usó sustancias químicas para inflar de la noche a la mañana su cuerpo.

Kirill Tereshin de 21 años decidió que no era necesario tanto tiempo en entrenamiento cuando existen drogas que se inyectan directamente en los músculos para aumentar su volumen.

El ruso dejó su entrenamiento militar para seguir su sueño de romper un récord mundial de fisicoculturismo y para eso comenzó a inyectarse en los brazos, pecho y espalda una sustancia conocida como Synthol que aumenta la masa muscular.

En tan solo 10 dias los brazos de Kirill se ensancharon 25 centímetros y hasta ahora ha logrado tener bíceps de hasta 60 centímetros. Pero claro, es pura inflamación sin nada de fuerza.

Había logrado inflar su cuerpo como quería, pero las consecuencias del uso de Synthol se hicieron presentes: después de haberse inyectado 250 mililitros tuvo una fuerte fiebre de 40 grados y se sentía muy mal.

El Synthol se ha asociado a embolias pulmonares, daños de nervios, infecciones, lipogranuloma esclerosante, accidentes cerebrovasculares y la formación de granulomas, quistes o úlceras llenos de aceite en los músculos.

Después de tener este abultado cuerpo, Kirill decidió dejar las sustancias y volver al ejército.

Le pudo haber ido peor y esta vez se salvó para dar el ejemplo a todos los varones que usan drogas para fortalecer y aumentar la masa muscular.

No seas un alfeñique, pero tampoco cedas a la ilusión de unos abultados brazos que no tienen nada de fuerza.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios