Por qué incluir la zanahoria en tu dieta

Visto: 0

La zanahoria es una hortaliza muy saludable y un elemento importante que añadir a cualquier alimentación sana y equilibrada. Incluir la zanahoria en tu dieta aportará múltiples beneficios, gracias a su aporte de nutrientes esenciales.

Dentro de las variedades de zanahoria, existen tipos blancos, amarillos e incluso morados. Sin embargo, las zanahorias naranjas son las más conocidas y habituales.

Su sabor agradable y fresco hace fácil su inclusión en gran cantidad de recetas, ya sean guisos, sopas o postres.

Propiedades nutricionales de la zanahoria

En porcentaje en peso, la zanahoria tiene un 90% de agua, un 7% de hidratos de carbono, casi 1 gramo de proteínas vegetales y casi 3 de fibra. Además, es rica en minerales como:

  • Potasio
  • Sodio
  • Fósforo
  • Calcio
  • Magnesio
  • Hierro
  • Zinc
  • Yodo
  • Selenio

En cuanto a sus vitaminas, la zanahoria cuenta con buenas cantidades de vitaminas C y A, junto con vitaminas del grupo B (B3, B6, B1, B2, ácido fólico o vitamina B9). Por último, el valor calórico de las zanahorias es de 35 kcal por cada 100 gramos.

Con todos sus nutrientes, la zanahoria aporta importantes beneficios para la salud. A continuación, os mostramos algunos de los más destacables.

Ver también: Desintoxica tus riñones con un jugo de zanahoria y pepino.

Evita problemas en los ojos

La zanahoria ayuda a combatir los problemas oculares.

Este es el efecto más beneficioso más famoso de la zanahoria. Su alto contenido de vitamina A ayuda a prevenir problemas en los ojos que, lógicamente, afectarán negativamente a la vista.

Entre estos problemas, las zanahorias previenen la aparición de cataratas, la degeneración de la mácula lútea o la ceguera nocturna.

Por supuesto que la zanahoria no puede curar problemas como la miopía o el astigmatismo, pero sus efectos beneficiosos sobre los ojos pueden prevenir gran cantidad de problemas.

Evita enfermedades cardiovasculares

Incluir la zanahoria en tu dieta pued reducir hasta en un 32% el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a las propiedades antioxidantes y las vitaminas presentes en esta hortaliza.

Con ellas, se facilita que el cuerpo limpie las arterias y evita la acumulación de placas de grasa.

Mejora la salud de los huesos

Las zanahorias ayudan a preservar la salud de los huesos.

La zanahoria es rica en calcio, magnesio y vitamina C. Así, al incluirla en la dieta en este alimento favorecemos una mejor asimilación del calcio y una buena reconstrucción y mantenimiento tanto de los huesos como de los dientes.

Esto, a su vez, permitirá prevenir posibles fracturas y pérdidas de colágeno, ya que nos ayudará a aumentar la resistencia de estas partes del cuerpo.

Te recomendamos leer: 6 remedios para el dolor de huesos.

Favorece el buen control del colesterol

Junto a los efectos beneficiosos de la zanahoria en lo referente a la buena salud cardiovascular, esta hortaliza ayuda al organismo a reducir los excesos de colesterol en sangre.

Esto se debe a su alto contenido en fibra solubles, especialmente la pectina, que evita la acumulación de grasa en las paredes de las arterias. Esto favorece también la eliminación de esta grasa y la reducción de la presión arterial.

Beneficios contra el estreñimiento

La zanahoria contribuye a combatir el estreñimiento.

Como hemos comentado, incluir la zanahoria en tu dieta te aportará una considerable cantidad de fibra.

Estos nutrientes son muy beneficiosos contra el estreñimiento, y su gran porte de minerales también ayudará a prevenir y reducir las molestias estomacales. Por ello, la zanahoria es un alimento muy recomendable para las personas enfermas de gastritis.

Previene la aparición de cáncer y tumores

La zanahoria cocida entera contribuye a mejorar la absorción de falcarinol en el aparato digestivo.  Este compuesto protege a nuestro organismo del ataque de varios tipos de hongos, que podrían dar lugar a la aparición de algunos tumores.

Por otro lado, la ingesta de zanahoria cruda ayuda a prevenir graves problemas como el cáncer de mama.

Propiedades diuréticas

El elevado contenido de agua en las zanahorias y su gran variedad de sales minerales ayuda a la desintegración de los cálculos renales. Esto convierte a la zanahoria en un elemento muy habitual en las dietas purificadoras.

Por todas estas razones, incluir la zanahoria en tu dieta te aportará gran cantidad de efectos beneficiosos y será una fuente abundante de vitaminas y sales minerales.

Junto con otras muchas verduras, este alimento es un ingrediente habitual en cualquier plato saludable y un elemento esencial en una dieta equilibrada.

Artículos similares

Comentarios