© Diario Correo
Captura: 17/03/2018 07:00 | Propiedad: Diario Correo | Categoría: Miscelaneas | Visto: 3

En medio de un violento enfrentamiento fueron desalojadas más de 400 familias que hace más de 20 años invadieron 8 hectáreas del terreno denominado Asociación Primero de Mayo - San José Obrero del distrito de José Leonardo Ortiz.

ORDEN. La operación se realizó ayer a las 9 y 30 de la mañana. Más de 500 efectivos policiales de diversas unidades y comisarías llegaron hasta la zona para hacer cumplir el mandato emitido por el Cuarto Juzgado Civil de Chiclayo.

Fue el juez Juan Peña Vizcarra quien otorgó un fallo a favor del demandante Manuel Carbajal Chumioque, propietario del predio, quien hace unos años interpuso un proceso por nulidad de acto jurídico contra la mencionada asociación; a través del expediente N° 2525-2001 para recuperar su bien.

Los moradores del sector que levantaron sus viviendas desde 1996, al notar la presencia policial no dudaron en enfrentarse lanzando piedras, botellas, hasta quemaron llantas y ramas secas en las vías de acceso hacia el lugar para evitar que los uniformados ingresen y los desalojen de sus casas que obtuvieron de forma ilegal.

Sin embargo, estos fueron repelidos con bombas lacrimógenas y se procedió a detener a tres personas, entre ellos el dirigente Andrés Suyón Tesén, a una joven que hace cuatro meses alumbró a un bebé, pues pusieron tenaz resistencia a la diligencia. Además resultaron heridos unas siete personas al recibir balas de goma en el cuerpo.

Suyón Tesén mientras era llevado por los agentes del orden indicó que la medida era abusiva y arbitraria, debido a que residen en el lugar hace 22 años y por lo tanto les pertenece. Dijo que además no les comunicaron que realizarían el lanzamiento, por lo tanto irán hasta las últimas consecuencias.

El abogado de algunos moradores, José Lizana Campos, señaló que ha sido un proceso judicial largo y dejó en claro que antes de ejecutarse la medida de desalojo se acercó al secretario del juzgado a fin de evitar que pueda producirse un derramamiento de sangre y hablar para que se cumpla de acuerdo a ley.

LAMENTO. Mientras la Policía sacaba a cada familia de los domicilios, unos hombres empezaron a retirar las pertenencias y los colocaron en la calle; luego un operador de maquinaria pesada inició con la demolición de al menos unos 100 inmuebles de material noble y rústico que ocupaban desde la manzana A hasta la P. Hoy y mañana continuarán con el resto de viviendas. “Yo vivo hace 21 años aquí con mis cuatro hijos, e incluso mi hija ya está en días de dar a luz y no tenemos a dónde ir, como ve hasta mis perritos han quedado en la calle, tanto gasto para nada”, sostuvo entre lágrimas Consuelo Guerrero.

Por su parte, el hijo del dueño de los terrenos, Álvaro Carbajal Alegría, declaró que han tenido varios años para formalizar y no lo han hecho, solo la quinta parte pagó por su área que son aproximadamente 20 personas y a ellos no los han desalojado. “Después de cinco intentos el Poder Judicial nos da la razón. Hay una figura que se llama prescripción adquisitiva que después de algunos años se puede reclamar la propiedad”, añadió.

Comentarios