© El Comercio
Captura: 17/03/2018 07:09 | Propiedad: El Comercio | Categoría: Politica | Visto: 2

Más de siete horas duró la esperada declaración del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) ante los seis miembros de la Comisión Lava Jato, desarrollada ayer en Palacio de Gobierno de manera reservada.

Al final de la extensa diligencia, varios de los parlamentarios señalaron que no habían quedado satisfechos con las respuestas del mandatario, las cuales, a su criterio, habían sido evasivas.

Kuczynski, a través del Twitter, dijo que respondió con transparencia todas las preguntas. “Estoy dispuesto y siempre lo estaré a colaborar en las investigaciones con la plena convicción de que no cometí actos indebidos durante mi ejercicio profesional, ni antes ni ahora”, manifestó.

Esta diligencia, que estaba pendiente desde hace varios meses y que se produce a seis días del debate del segundo pedido de vacancia presidencial, trató sobre diversos puntos, como la participación del jefe del Estado en el proceso de concesión de algunos tramos de la Interoceánica y en el gasoducto sur.

Kuczynski, quien declaró como testigo, acompañado por tres abogados, también respondió sobre sus relaciones con las empresas Westfield Capital y First Capital y sobre el informe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que se conoció el último jueves y que habla sobre transferencias de Odebrecht a cuentas de la empresa del presidente por asesorías.

— “Hay datos nuevos” —

Rosa Bartra, titular de la Comisión Lava Jato, dijo que lo más resaltante de la jornada de ayer fue “haber obtenido, por fin, luego de siete meses de espera, la declaración del presidente”.

“Hay una serie de datos nuevos que se conocen hoy y que realmente dan cuenta de operaciones bancarias ya oficialmente conocidas”, dijo la parlamentaria fujimorista a la salida de Palacio de Gobierno.

Bartra precisó que ahora se podrá incluir en el expediente los ya conocidos contratos con las empresas brasileñas y los proyectos que se investigan como Iirsa Norte, Iirsa Sur, Irrigación Olmos, Transportadora de Gas del Perú y otros que ya cuentan con información financiera emitida por la UIF.

Añadió que lo que sigue es terminar con la investigación. “Aún tenemos más de 100 invitados pendientes, así que continuaremos trabajando”, expresó Bartra.

Los también miembros del grupo de trabajo parlamentario Mauricio Mulder y Víctor Andrés García Belaunde se quejaron de que los abogados de Kuczynski constantemente planteaban objeciones a las preguntas y que impidieron, por ejemplo, que el mandatario respondiera sobre los aportes a su campaña electoral.

El legislador aprista manifestó que PPK respondió con frases como “no conozco”, “no recuerdo”, “pregúntele a Sepúlveda” y “el informe de la UIF no sirve”.

El acciopopulista dijo que las declaraciones del presidente lo dejaron satisfecho. “Ha hablado en términos gaseosos y no ha despejado las dudas”, manifestó.

Sin embargo, el legislador oficialista Gilbert Violeta sostuvo que el gobernante estuvo muy tranquilo y absolvió cada una de las casi cien interrogantes que se le formularon.

Sobre las transferencias de más de US$2,7 millones que Odebrecht, según el informe de la UIF, habría hecho a Westfield Capital y First Capital, el vocero oficialista indicó que el presidente dijo que no ingresaron a su cuenta.

Si “fuésemos objetivos con lo que se escuchó hoy [ayer] al presidente, el pedido de vacancia se ha quedado sin piso”, expresó Violeta.

En opinión de Humberto Morales, del Frente Amplio, lo que viene ahora en la comisión es “valorar las declaraciones del presidente y determinar si pasa a la calidad de investigado”.

Agregó que Kuczynski no presentó ningún documento en la sesión, pero se comprometió a enviar a la comisión material sobre sus transacciones económicas.

También participó en la diligencia la fujimorista Karina Beteta.

Los congresistas ingresaron a Palacio de Gobierno con sus celulares pero no pudieron usarlos porque el ambiente donde se hizo la sesión tenía bloqueador de teléfonos.

MÁS EN POLÍTICA...

Comentarios