© La República
Captura: 11/07/2018 19:06 | Propiedad: La República | Categoría: Miscelaneas | Visto: 3

El Seguro Social de Salud (EsSalud), a través de la inmunización, protege a la población asegurada de 24 enfermedades, por ello, durante todo el año se promueve la inmunización de toda la población, con especial atención en niños, adultos mayores y gestantes.

 

La licenciada Martha Luna, coordinadora de Inmunizaciones de la Red Desconcentrada Rebagliati informó que EsSalud aplica un total de 16 vacunas que previene a la población de 24 enfermedades, entre ellas la poliomielitis, gastroenteritis por rotavirus, formas graves de tuberculosis, fiebre amarilla, sarampión, paperas, rubeola, hepatitis B, difteria, tos convulsiva y tétanos.

 

También previene neumonías, meningitis bacteriana, otitis media, influenza estacional (gripe), cáncer de cuello uterino y varicela, entre otros males.

 

Dijo que EsSalud cuenta con equipos biomédicos que garantizan la cadena de frío, almacenamiento y conservación de vacunas en postas médicas, centros de atención primaria y hospitales a nivel nacional, a fin de que las vacunas se encuentren en buen estado.

 

Cabe indicar que este sistema tiene la capacidad de continuar funcionando sin problemas hasta por tres días sin energía eléctrica, lo que permite llevar vacunas, por ejemplo, a los afectados por las lluvias e inundaciones.

 

EsSalud también vacuna contra la influenza, que es una infección que está presente siempre en nuestro medio. Sin embargo, existen factores como el cambio de estación climática y el sistema inmunológico propio de las personas, que pueden hacer que una simple gripe se convierta en algo más grave, por lo que hay que prestar atención a ciertas recomendaciones.

 

 

 “La vacunación anual contra la Influenza estacional es la medida de protección más eficaz contra esta enfermedad de alto contagio. Es una vacuna segura, bien tolerada y la vía de administración es intramuscular”, explicó la licenciada Luna.

 

Debe ser acompañada de algunas sencillas medidas de prevención y de protección que incluyen, por ejemplo, abrir las ventanas en casa, oficina y transporte público.

 

Actividades simples como: lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, cubrirse la nariz y la boca al momento de toser o estornudar con pañuelo desechable o cubriéndose con el brazo son determinantes para prevenir el contagio de la influenza y evitar la transmisión de la enfermedad.

 

En los niños menores de 6 meses dar de lactar de manera exclusiva la leche materna disminuye el riesgo de enfermar  ya que es la primera vacuna contra  las principales enfermedades de la infancia.

 

Los principales grupos de riesgo que deben vacunarse son niñas y niños menores de 2 años, gestantes a partir del 4to mes de embarazo, mujeres que han dado a luz recientemente, madres lactantes sin vacunar con hijos e hijas menores de 6 meses, así como adultos mayores de 60 años a más.

Te puede interesar



Comentarios